28 de diciembre de 2019

La Fundación Rosario construye una marca de la ciudad

Con un balance positivo la organización mixta público-privada trabaja de forma sinérgica por el posicionamiento de la segunda ciudad del país.

 

La Fundación Rosario organizó en septiembre pasado el taller “101 visiones para construir nuestra marca”, el primer paso del proceso colaborativo de desarrollo de la marca Rosario durante el segundo semestre de 2019.

Esta primera actividad convocó a más de 150 personas.

Hacedores de la cultura, economía, deporte y de la vida institucional de la ciudad se reunieron en una mesa de trabajo para pensar la percepción, posicionamiento y diferenciación de Rosario.

Estuvo a cargo de la facilitadora Ximena Muñoz Vivas que, bajo la metodología de Design Thinking, logró consensuar y sintetizar las visiones de los asistentes, arribando a una puesta en común sobre Rosario y sus atributos.

Este fue el inicio de un proceso que contará con diversas actividades como talleres de validación, entrevistas y encuestas que se llevarán adelante a lo largo de los próximos meses, culminando en un documento que permitirá el desarrollo marcario de Rosario.

El primero de estos encuentros fue en noviembre con uno de los segmentos más significativos para la ciudad: el sector turismo. 

UNA MARCA QUE DEJE HUELLAS

El objeto de Fundación Rosario es trabajar por el posicionamiento de la ciudad. En este sentido, la construcción de la Marca Ciudad es un activo fundamental, fuente de ventaja competitiva y de diferenciación frente a otras ciudades. Es como nos perciben, interna y externamente.

“La marca siempre está, si no intervenimos sobre ella irá construyéndose sola y, seguramente, no nos represente” expresaron en su web fuentes de la organización.

Una marca es un conjunto de significados que si se gestionan adecuadamente hacen única a la ciudad, generan vínculos con las personas y crean valor. Es encontrar una síntesis a través de un logotipo y contenidos que reconozcan las características de Rosario y sus diferencias con otras ciudades, comunicar su esencia de forma coherente, sostenida y adecuada para cada público, de forma planificada.

 

Fuente: Impulso Negocios