25 de enero de 2017

Científicos rosarinos desarrollan un método innovador para estudiar los glóbulos rojos

Se trata de un chip óptico que permitiría obtener información esencial para prevenir enfermedades como la diabetes y la hipertensión arterial

Por Ana Paradiso-CCT Rosario

Investigadores del Instituto de Física de Rosario, dependiente de CONICET y de la Universidad Nacional de Rosario, trabajan en el diseño de un chip óptico descartable, económico, que en pocos minutos y con escasa cantidad de sangre podría brindar información a médicos y bioquímicos sobre el proceso de agregación de los eritrocitos (glóbulos rojos).

Los desarrolladores son el becario doctoral del CONICET Martín Toderi junto a su directora Bibiana Riquelme y un grupo interdisciplinario. “La idea es armar un chip óptico que permita evaluar en una forma rápida y precisa la cinética de agregación de los glóbulos rojos, este dispositivo podría ayudar a identificar y estudiar enfermedades que producen obstrucción en los microcapilares, como por ejemplo la diabetes y la hipertensión arterial” señala Bibiana Riquelme, quien está a cargo de la dirección del Grupo de Óptica Aplicada a la Biología del Instituto de Física Rosario (IFIR, CONICET-UNR).

La agregación de los glóbulos

Los glóbulos rojos tiene un diámetro entre 7 u 8 micras, (micra: millonésima parte de un metro) y llegan a atravesar microcapilares de 2 micras de diámetro, es decir, menos de la mitad del tamaño del eritrocito. Al respecto explica Riquelme: “En los vasos sanguíneos, los glóbulos rojos viajan en forma agregada, adheridos entre sí, y al ir achicándose el diámetro del conducto, esos grupos se van desarmando hasta que quedan los glóbulos individuales, pasando por los microcapilares de a uno y deformándose para hacerlo. Cuando la agregación es mayor de lo normal, los glóbulos no se pueden despegar, entonces llegan a los microcapilares agrupados, adheridos entre sí porque la fuerza de la circulación no es suficiente para separarlos, entonces al llegar de esa forma adheridos obstruyen el microcapilar” cuenta Riquelme.

Martín Toderi y Bibiana Riquelme
 

Sobre el dispositivo

“Estamos trabajando en el armado de un dispositivo de uso clínico, de pequeñas dimensiones, portable, de fácil uso, más económico que los que actualmente existen, y que para realizar el análisis se requiera tomar una muestra muy chiquita de sangre, media gotita. Con el dispositivo, a través de mediciones de transmisión de la luz, la idea es poder cuantificar y analizar qué parámetros dependen de determinadas situaciones que le pueden ocurrir al glóbulo rojo o a su entorno, que hagan que la agregación esté alterada” explica Toderi y añade que conocer los datos respecto de los parámetros harán que la información que se le brinde al médico o bioquímico sea mucho más completa y precisa, y le permita diseñar mejores tratamientos.

Ingresa o Regístrate gratuitamente para acceder al informe completo y descargar información adicional.

El diagnóstico a tiempo también puede evitar problemas cuando la persona, por ejemplo, va a someterse a alguna práctica médica que requiere el uso de anestesia, al respecto el becario indica: “Hay anestésicos que producen alteraciones en la agregación