5 de julio de 2017

La UNR obtuvo una mención honorífica en el Mundial de Programación

Este es el tercer año consecutivo que un equipo obtiene la clasificación a este torneo. El grupo, denominado "You’ve gone incognito", esta integrado por los estudiantes de Licenciatura en Ciencias de la Computación Maximiliano Redigonda, Iván Díaz y Brian Morris, de Ingeniería Electrónica.

Este año se llevó a cabo nuevamente el Mundial de Programación, cuya sede fue la ciudad de Rapid City en Estados Unidos. El grupo, denominado "You’ve gone incognito", esta integrado por los estudiantes de Licenciatura en Ciencias de la Computación Maximiliano Redigonda, Iván Díaz y Brian Morris, de Ingeniería Electrónica. El liderazgo del equipo estuvo a cargo de Pablo Zimmermann, integrante del equipo “Caloventor en dos”, quienes fueron campeones latinoamericanos en la edición pasada.

 “Nuestro trayecto comenzó en la secundaria, con participaciones en distintas competencias de informática. La diferencia con otras experiencias es que esto se arma por equipos. Yo a Iván lo conozco de la secundaria, pero nos faltaba un integrante. Fue entonces que los chicos de “Caloventor en dos” nos recomendaron a Brian. No había participado nunca en una competencia de informática, pero sí de matemática. Y si sabes de una te puede gustar la otra. Replicamos la idea del equipo anterior: dos programadores y un matemático.”, contó Maximiliano Redigonda.

 “Lo que hizo Caloventor en dos el año pasado nos motivó para armar el equipo, porque si no hubieran estado ellos, pensaríamos que llegar a la final de un mundial de programación era inalcanzable.”, reflexionó Brian Morris Esquivel.

 Este es el tercer año consecutivo que un equipo conformado por alumnos de la Facultad de Ciencias exactas, Ingeniería y Agrimensura obtiene la clasificación a este torneo. En mayo de 2016 el grupo “Caloventor en dos” participó de la final de la Competencia Mundial de Programación realizada en Tailandia, posicionándose primeros entre los países latinoamericanos y 32 en la tabla general sobre 138 equipos de todo el mundo.

“Si queremos sacar un promedio apresurado, de cien universidades que compiten, una sola llega al mundial. En los mundiales tenés un límite de participación por equipo: los integrantes sólo pueden participar dos veces. Con Caloventor en Dos primero fuimos a Marruecos, y al otro año a Tailandia, donde salimos campeones de Latinoamérica.”, comentó Pablo Zimmermann.

 La experiencia sirvió para que este nuevo equipo pueda vivir lo que es un mundial: “Dimos todo, pero al ser nuestra primera vez no nos fue tan bien. Estamos pensando que ir al mundial del año que viene quizás sea apresurado por los tiempos, y que lo mejor sería entrenar y mejorar durante ese período para encarar el del 2019. Si apuntamos al que viene, sería arriesgado porque consideramos que necesitamos practicar más y armarnos mejor como equipo. Pero como primera experiencia fue maravillosa, vivimos en carne propia lo que significaba.”, explicó Brian.

El Torneo Argentino de Programación, una de las instancias clasificatorias para el mundial, no les fue fácil, y terminaron saliendo terceros dentro de la UNR. “Era la primera vez que participábamos en equipo, pero en el Regional, que se hizo en Buenos Aires, pudimos superar a los dos equipos de nuestra Universidad, y quedamos terceros en toda Argentina. Fuimos sin expectativas, sólo para ganar experiencia. Sin embargo hicimos un buen trabajo y pudimos clasificar. Fue una locura.”, repasó Maximiliano.

En el Regional compartieron podio con un equipo de Universidad Nacional de Buenos Aires y otro de la Universidad Nacional de Córdoba. La instancia de clasificación que le corresponde a nuestra región la componen Argentina, Chile, Perú, Paraguay, Bolivia y Uruguay. Este año clasificaron se clasificaron sólo 4 equipos para la cita en Rapid City. “Habían definido no competir en el Regional, pero cuando me lo comunicaron, les insistí que vayan. Por suerte les fue muy bien, le ganaron a equipos fuertes que ya tenían trayectoria.”, contó Zimmermann.

Ingresa o Regístrate gratuitamente para acceder al informe completo y descargar información adicional.

“Fue bastante shockeante la clasificación al mundial. Pudimos conocer otros chicos que estaban en la misma de nosotros. Una de las cosas más valorables de la competencia es conocer a tanta gente que comparte este gusto. Uno aprende mucho de hablar con los demás.”, de