9 de agosto de 2017

El Pasaje Pan, un recorrido plagado de arte e historia

Una visita por la rica historia de uno de los sitios arquitectónicos tradicionales de la ciudad de Rosario.

Por Arq. Ricardo F. Miranda

Los pasajes cubiertos son los antecesores de los actuales centros comerciales  y  nacieron en  París entre fines del siglo XVIII y  principios del XIX. Son paseos peatonales con cubiertas de hierro y cristal que buscaron evitar las inclemencias del tiempo,  el ruido y la suciedad de las calles. Los muchos que subsisten hoy en la capital de Francia conservan su atractivo; son una combinación de locales de vanguardia con anticuarios y bares típicos: Passage Panoramas, Passage Jouffroy,  Passage du Grand Cerf. El Pasaje Pan, tradicional espacio de Rosario, comparte con ellos una arquitectura similar y un mismo espíritu. En él conviven luthiers, galerías de arte, prendas de diseño, artesanías,  bares y oficinas.

En el siguiente informe, un recorrido por la arquitectura y la historia de este sitio que, emplazado en el corazón de la ciudad, devino en polo artístico y cultural rosarino.

El pasaje Pan es un pasaje cubierto que a la altura del 900 une la calle Córdoba con la calle Santa Fe. Está compuesto por dos tramos y los terrenos de ambos fueron en su origen una sola propiedad de la familia Esquivel. El primer tramo, que sale a Santa Fe,  fue  construido a partir de 1899 para oficinas. Es un pasaje angosto, de dos plantas idénticas y superpuestas, de locales para escritorios ordenados a lo largo de un corredor. Se ilumina naturalmente por patios alternados cerrados por mamparas de hierro con vidrios translúcidos de colores, tiene piso de venecitas calcáreas, y una profusa decoración de molduras.

Quince años después de la apertura del tramo de Santa Fe, se abre el de Córdoba, atravesando  la que fuera residencia de Restituta Esquivel de Lejarza y don Joaquín Lejarza. Erigida sobre una antigua construcción, la obra tiene actualmente un concepto más comercial que el tramo anterior, son locales vidriados, abiertos a una circulación amplia, con sectores de doble altura iluminados cenitalmente por claraboyas. En la planta alta se conservan, bajo la estructura de vigas de madera, los cielorrasos artesonados de las salas de la antigua residencia, escaleras de mármol de Carrara,  rejas de barandas y balcones de origen seguramente inglés, pisos en damero de mármol, y algunas molduras. Posee un ascensor Otis, que fue de los primeros en instalarse en la ciudad.

Este sector sobre calle Córdoba posee subsuelo, resuelto con una bóveda de cañón corrido construída en ladrillos comunes.

Ingresa o Regístrate gratuitamente para acceder al informe completo y descargar información adicional.

Los propietarios de los terrenos del Pasaje Esquivel y Lejarza. Antonio Esquivel nació en la ciudad de Santa Fe en 1800. Se desempeñó como Alcalde de esa ciudad y Alcalde Mayor y Juez de la villa del Rosario. De su segundo matrimonio, con Juliana Solís, fue padre de Res