20 de diciembre de 2017

La Virgen que le dio su nombre a Rosario

La ciudad debe su nombre y su fundación a esta advocación, venerada desde alrededor de 1525 por familias españolas y aborígenes calchaquíes convertidos y residentes en el curato Pago de los Arroyos. La Catedral que lleva su nombre es un clásico de la ciudad.

Por arq. Ricardo F. Miranda

Instituído en 1203 por Santo Domingo de Guzmán, fundador de la orden de los dominicos, el rezo del rosario es una devoción a la Virgen María.

En el Perú, la orden de los dominicos llegó con Francisco Pizarro en 1532 y organizó el primer esfuerzo misionero. La devoción más promovida por la orden fue la del rosario. Según la leyenda, la Virgen del Rosario apareció milagrosamente en el cielo de Cusco y mantuvo a raya a un ejército inca que estaba sitiando a los españoles; la popularidad de su culto llevó al virrey del Perú a solicitar al rey Felipe  IV que la declarara patrona de las armas reales.

 Al Río de la Plata, los dominicos llegarán desde el norte en 1550. La devoción a la Virgen del Rosario es una de las más difundidas en América desde la conquista y colonización españolas. Su fiesta patronal se celebra el 7 de octubre, recordando aquel día de 1571 en que, con su intercesión, ejércitos cristianos vencieron a los turcos enla batalla de Lepanto.

 

Ingresa o Regístrate gratuitamente para acceder al informe completo y descargar información adicional.

Nuestra ciudad le debe su nombre. Su proceso de crecimiento de villa a ciudad, se desarrolló alrededor de la capilla que la cobijaba. El curato del Pago de los Arroyos fue creado junto a otros siete, el 23 de octubre de 1730 por el Cabildo Eclesiástico de la diócesis de Buenos