3 de enero de 2018

Una rosarina es exponente de un nuevo paradigma en la lucha contra el cáncer

Eliane Piaggio, doctora de la Facultad de Ciencias Bioquímicas, es especialista en inmunoterapia del cáncer y dirige un equipo en el Instituto Curie de Francia y explica en qué consisten las inmunoterapias a la hora de combatir esta enfermedad

Por prensa UNR

Eliane Piaggio es especialista en inmunoterapia del cáncer, bioquímica de grado, y doctora  de la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacias de la Univeridad Nacional de Rosario. Actualmente se desempeña como Directora del Equipo de Inmunoterapia Traslacional del Instituto Curie de Francia.

Para comprender la tarea que Piaggio realiza es preciso saber que las inmunoterapias estimulan las defensas naturales del cuerpo para que sea capaz de combatir el cáncer,, que se origina cuando las células anómalas comienzan a crecer sin control y desplazan a las normales. Los tumores que se forman por este desarrollo no dejan de ser parte del cuerpo de la persona enferma, pero al sistema inmunológico se les dificulta reconocerlos como una agresión.

La investigadora explica lo novedoso de las terapias inmunológicas en el tratamiento de enfermedades oncológicas: “Tradicionalmente el tumor era el blanco  del tratamiento, se lo operaba, se lo irradiaba, se lo trataba con quimioterapia, actualmente se busca activar el sistema inmune del paciente para que destruya la células cancerosas.”

Para lograr este objetivo se utilizan diferentes herramientas que están en proceso de investigación, algunas ya en práctica clínica, que permiten despertar al sistema inmunológico para que reconozca al cáncer como una agresión.

Una de estas estrategias que esta siendo estudiada actualmente es la vacuna contra neo-antígenos del tumor, antígenos que se originan a partir de las mutaciones del tumor. Esta vacuna alerta al sistema inmune para que ataque una proteína en particular que está expresada sólo en el tumor, ya que las mutaciones que desarrollan la células cancerosas les otorgan características distintas al  resto del organismo.

El sistema inmune puede reconocer bien un virus o una bacteria porque son extraños al organismo pero un  tumor es parte del mismo organismo, aunque sea una parte mutada, y el sistema inmunológico no está programado para atacarse a sí mismo, sino habría autoinmunidad.

“En cambio las vacunas contra los neoantígenos están dirigidas a antígenos o proteínas que sólo se encuentran en el tumor, entonces se pueden producir vacunas personalizadas, producidas para atacar un tumor en particular”, explica Piaggio.

Ingresa o Regístrate gratuitamente para acceder al informe completo y descargar información adicional.

Otra gran revolución es el desarrollo de las CAR-T cells, células T portadoras de un receptor quimérico. Se trata de linfocitos T modificados mediante ingeniería genética de forma tal que puedan reconocer por medio de un anticuerpo a las células cance