24 de enero de 2018

La historia del Museo Castagnino+macro

Este museo público dedicado al arte argentino, que cuenta con dos sedes: el Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino y el Macro (Museo de Arte Contemporáneo de Rosario), contiene la colección de arte argentino más importante del país. Un recorrido por su historia.

Por Arq. Ricardo F. Miranda

El Museo Municipal de Bellas Artes "Juan B. Castagnino" tiene su sede en  el primer edificio concebido para tal fin en Argentina. Fue donado con parte de su colección a la Municipalidad de Rosario por la Sra. Rosa Tiscornia de Castagnino, en memoria y a pedido de su hijo mayor, Juan Bautista, coleccionista de arte y mecenas de la ciudad.

La colección que atesora, y que incluye la del primer Museo de Bellas Artes de 1920,  se fue constituyendo a lo largo del siglo XX gracias a la acción de los gobiernos municipal y provincial, a la Fundación Castagnino y a importantes donaciones de particulares. Las adquisiciones efectuadas en los salones nacionales y locales también contribuyeron a enriquecer su patrimonio.

La colección histórica del museo Castagnino está integrada por pinturas, esculturas, grabados y objetos de arte argentino y europeo. Entre los artistas expuestos figuran Francisco de Goya y Lucientes, Joaquín Sorolla Bastida, José de Rivera, Ignace Fantin Latour, Fernando Fader, Eduardo Sívori, Eduardo Schiaffino, Benito Quinquela Martin, Cesáreo Bernaldo de Quirós, Emilio Petorutti, Lucio Fontana, Antonio Berni, Ernesto de la Cárcova, Prilidiano Pueyrredón, Luis Ouvrard, Eduardo Serón, Pedro Figari, Oscar Herrero Miranda y Leónidas Gambartes.

Fue proyectado por los arquitectos Hilarión Hernández Larguía y Juan Manuel Newton, quedando inaugurado el 7 de diciembre de 1937.

El edificio del museo es un volumen compacto y simétrico implantado a medio rumbo y de manera exenta en el centro de lo que fue una de las cuatro plazas Independencia. Es el único edificio construido en esa manzana, comprendida entre la Avda. Pellegrini, el Bv. Oroño, y las calles Alvear y Montevideo, anexada al parque inaugurado en 1902.

Ingresa o Regístrate gratuitamente para acceder al informe completo y descargar información adicional.

Su pórtico de ingreso se enfrenta a las dos arterias principales y está revestido en mármol travertino, lo mismo que el zaguán y la escalera interior que vincula sus dos niveles. En el proyecto original, su abundante iluminación estaba lograda mediante plafones cen