10 de febrero de 2021

1860 – El primer gobierno elegido por los rosarinos

El historiador Miguel Carrillo Bascary detalla cómo se desarrolló el comicio en tres días sucesivos del "tórrido enero de 1860" que dio lugar a que el 12 de febrero siguiente quede en funciones el primer gobierno electo por los votos rosarinos.

Por Miguel Carrillo Bascary

La corbata que ornamenta la bandera de la ciudad lleva bordados dos guarismos; 1812, que remite al 27 de febrero de ese año cuando acá, en Rosario, se izó por primera vez la Bandera Nacional. El otro es 1852, año en que aprobó la ley del 5 de agosto que la reconoció como ciudad. Sin embargo, pocos conocen que la Municipalidad de Rosario recién pudo tener su primer gobierno electo el 12 de febrero de 1860, algo más de siete años después. Efectivamente, no bastó con la ley de 1852, para que Rosario quedara constituida como una comunidad política; era necesario que el pueblo pudiera expresarse y elegir sus autoridades; así funciona la democracia. 

Aquellos primeros años de la segunda mitad del siglo XIX no fueron fáciles para Rosario; si bien en lo económico se dieron pasos auspiciosos. Su rudimentario puerto, al que de accedía por la bajada Grande, hoy Sargento Cabral, se transformó en el punto de intercambio comercial para todo el interior del país; cuyo gobierno regía Urquiza como primer presidente constitucional. Buenos Aires se había separado del resto de las provincias y actuaba como si de hecho fuera otro estado; luego de haber desconocido la tan anhelada Constitución. Las tensiones fueron de tal magnitud que a mediano plazo derivaron en una nueva guerra interna que sacudió a un país ya harto de luchas armadas. Todos se vieron perjudicados. Rosario, además, tuvo sus tragedias locales; motines sangrientos; inundaciones pavorosas; proliferación de la usura; un déficit habitacional que amontonaba inquilinos; el analfabetismo era la regla que hacía impotentes a sus tres humildes escuelas y, para colmo, en 1857 hizo su aparición la fiebre amarilla.

Ingresa o Regístrate gratuitamente para acceder al informe completo y descargar información adicional.

Pese a todo, Rosario pugnaba por formar el gobierno propio que implicaba la ley que reconoció como ciudad; lo que el centralismo de la ciudad capital miraba con inocultable desconfianza. Fue el día de Navidad de 1858, cuando se promulgó la ley que en los papeles debía org